Introducción

La adhesión de Binissalem como Ciudad Educadora:
el inicio del camino

La propuesta de adherir el pueblo de Binissalem a la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras (AICE) surgió por parte del Consejo Escolar Municipal (CEM), el cual está formado por representantes de todos los centros educativos locales, grupos municipales y concejales del municipio, además de equipos directivos, AMIPAS, Centro de Salud u otros agentes como el policía tutor o la Técnica educativa, entre otros.

La AICE es una asociación sin ánimo de lucro fundada en 1994 que colabora con los Gobiernos locales comprometidos con la Carta de Ciudades Educadoras, que es la hoja de ruta de los pueblos y ciudades que la componen. (AICE, 2017). Esta organización pretende que la educación se convierta en una herramienta de transformación social, fomentando la necesidad de formación a lo largo de toda la vida, el diálogo e intercambio entre las generaciones, el respeto a la diversidad o la preservación de la propia identidad local.

La iniciativa de convertir Binissalem con una Ciudad Educadora fue aprobada en el Pleno Municipal. Exploraran las experiencias de otras comunidades adheridas como la de Mataró, Vendrell o Ciutadella. Esta última presentó su Proyecto Educativo de Ciudad (PEC) en Binissalem: el estudio educativo de Ciutadella y el Plan de actuación que definieron para dar respuesta a las necesidades detectadas por los ciudadanos/as de Ciutadella.

La adhesión de Binissalem como Ciudad Educadora tuvo lugar el 26 de junio de 2016, siendo unos de los pocos municipios con menos de 10.000 habitantes que se ha unido a la AICE. De hecho, Binissalem es el primer pueblo de Mallorca que se encuentra asociada a este organismo y el segundo municipio mallorquín después de Palma. En cuanto al resto de Islas, Ibiza y, en el caso de Menorca: Ciutadella, Maó y Ferreries se encuentran constituidos también como ciudad educadora.

El 24 y el 25 de enero de 2017 se realizaron los primeros seminarios de participación de ciudad educadora en el que asistieron numerosas asociaciones y entidades del pueblo, así como también se contó con la asistencia de los profesionales de la administración pública y el consultorio. Entre las propuestas que presentaron los primeros, destacaron la creación de espacios educativos para niños y adolescentes, la posibilidad de realizar una feria y la educación o de realizar actividades entre población de diferentes generaciones. Por parte de la Administración, en cambio, se puso el acento en la necesidad de elaborar programaciones interdepartamentales (proyectos comunes) y divulgación del patrimonio y de las costumbres autóctonas.

Por otra parte, los días 23 y 24 de marzo de 2017 del Ayuntamiento de Binissalem participó por primera vez en la Asamblea General de la AICE que tuvo lugar en Granollers. Allí fue donde en Binissalem le fue concedida la acreditación como ciudad educadora junto con las otras nuevas comunidades que se habían incorporado.